4. Dedicarte tiempo a ti mismo con un masaje relajante y reconfortante de reflexoterapia.